Domingo, 16 Junio 2013 23:42

Proyecto de Voluntariado Educativo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

FUNDAMENTACIÓN

Hablamos de voluntariado educativo cuando, en un proyecto o acción planificada, se da la intersección entre la intención pedagógica y la intención solidaria1. Las experiencias personales y sociales vividas en la edad escolar son fundamentales para la definición (o la indefinición) de un proyecto de vida, de opciones políticas e ideológicas, de rumbos profesionales y académicos. Personas que desarrollan acciones voluntarias tienden a mantener, a lo largo de la vida, niveles de compromiso social y participación política superiores a las que no tuvieron esas experiencias.

Las experiencias socio educativas deben ser planificadas de modo integrado a los contenidos curriculares y ser destinadas no solo a atender necesidades de una comunidad sino también a desarrollar nuevos aprendizajes en los educandos, haciéndolos a ellos protagonistas de la acción. El voluntariado así entendido es una propuesta educativa eficaz para dar significado a los contenidos curriculares y a la vivencia de valores por medio de actividades sociales planificadas, que lejos de alejar a la escuela de su función principal la orientan y fortalecen, promoviendo el aprendizaje y preparando al alumno para la vida y para el trabajo.

El Voluntariado es una institución social con capacidad de respuesta a las nuevas necesidades. La crisis profunda que se evidencia no sólo en el plano nacional, sino global ha despertado todo un movimiento que tiene su raíz en la solidaridad, como un nuevo valor estructurante de la vida social. Las acciones solidarias no están llamadas a ocultar las injusticias en el reparto de las riquezas y en la distribución de los bienes, más bien están llamadas a alentar en la construcción de estructuras más humanas y justas que den a la persona humana un hábitat digno y fraterno donde vivir. Desde este marco de solidaridad y como una forma concreta de hacer que nuestros alumnos se comprometan y experimenten (vivencialmente) el servicio y la donación personal como un valor que los fortalece y hace crecer, es como se encara el proyecto Tutorial de Voluntariado educativo, para los alumnos del 2° año de Polimodal del Colegio Del Salvador.

Este proyecto pretende ayudar al joven, que estructura su proyecto de vida, a que fundamente el mismo en un marco social-histórico definido y en un espíritu acorde con la espiritualidad de la Congregación del Verbo Divino que le obliga al compromiso con la persona, al anuncio profético de su dignidad como hijo de Dios y al compromiso responsable por la transformación de toda estructura que atente contra esta verdad”.

La propuesta pedagógica del voluntariado educativo parte de la premisa de que la solidaridad está ligada a la educación. Las actividades solidarias desarrolladas por los alumnos, planificadas adecuadamente, pueden ser una nueva forma de aprender. Por lo tanto ellas pueden contribuir para una resignificación de la práctica pedagógica. En este caso, se trata de sustentar simultáneamente la intención pedagógica y la intención solidaria, ofreciendo una respuesta participativa a una necesidad social. Un buen proyecto de voluntariado educativo permite a los jóvenes aprender contenidos académicos y, al mismo tiempo, realizar tareas importantes de responsabilidad en su comunidad o en la propia escuela. En la actualidad, se vive un momento privilegiado, en que escuelas, organizaciones civiles y voluntades políticas convergen en su interés por la promoción de la solidaridad como una pedagogía eficaz para mejorar la educación y la calidad de vida en las comunidades.

Siendo así, podemos comprender el voluntariado educativo como:

  • Una estrategia que permite integrar conocimientos escolares, competencias y habilidades a las prácticas sociales;

  • Una metodología educativa que une teoría y práctica;

  • Un estimulo a la participación responsable del joven, a partir de una formación politizada y crítica.



El voluntariado educativo es, así, una acción solidaria planificada de modo integrado al currículo escolar, con el objetivo de mejorar la calidad del aprendizaje al mismo tiempo que mejora la calidad de vida de una determinada comunidad.

OBJETIVOS

  • Ayudar al joven a desarrollar un estilo y un ideal de vida, en una espiritualidad definida.

  • Ofrecer al joven una experiencia de vida que le saque de su mundo y le abra a otras realidades.

  • Ofrecer al joven una instancia de apertura y conocimiento de otras culturas. (otra provincia)

  • Ofrecer al joven una instancia de convivencia diferente, donde prime el respeto, la cooperación mutua, la solidaridad entre pares y la unidad en un objetivo común.

  • Profundizar el conocimiento de la realidad mundial mediante intercambios socio-culturales en distintas comunidades de trabajo de la SVD para desarrollar actitudes críticas, responsables y actitudes reflexivas a cerca de su proyecto de vida.

  • Llevar al joven al cuestionamiento de sus valores y de su opción fundamental, logrando el perfil del joven egresado del Colegio del Salvador.

  • Ofrecer al alumno elementos que le ayuden en su inminente opción profesional-vocacional.



Se pretende que el alumno logre:



  • Compartir

  • Solidarizarse con un “otro” (distinto de sí mismo)

  • Responsabilizarse por “otro”

  • Crecer en su autoestima

  • Valorar sus posibilidades

  • Descubrir sus aptitudes

  • Brindar sus capacidades (intelectual, artístico, afectivo, etc.)

  • Interiorizarse en la problemática social

  • Comprometerse en lo social

  • Conciencia de lo que es el ahorro y la autofinanciación.

 



 

ESTRATEGIAS



  • Charla formativa y de reflexión

  • Formación teórica acerca de la “acción voluntaria”

  • Búsqueda de Información

  • Armado de agenda

  • Organización del trabajo

  • Organización de comisiones

  • Trabajo en equipo



ACCION ACADÉMICA



MARZO:

  • Presentación del Proyecto Anual.

  • Criterios y metodología de trabajo.



ABRIL:

Desarrollo de tema 1: “la metodología de trabajo: Ver. Juzgar. Actuar.”

VER: Observar la realidad. El Ver en percepción y estudio de los problemas reales y de sus causas, cuyo análisis corresponde a las ciencias humanas y sociales. Esta observación es metódica, es decir, tiene una finalidad concreta y está en relación a una praxis, es decir un compromiso de acción transformadora de la realidad. Se trata de “conocer”. Desde una inserción en el campo.

JUZGAR: Es la interpretación de la misma realidad a la luz de las fuentes de los principios del evangelio, desde centralidad de la persona humana, cuya dignidad es inviolable e inseparable de su condición de hombre; la Justicia como virtud natural y sobrenatural y como parámetro de la acción civil y política; la paz como don de Dios y compromiso de los ciudadanos y en particular del hombre de fe, la solidaridad como virtud que nos acerca al dolor del hermano y nos moviliza hacia un compromiso concreto y permanente (no meras actividades aisladas) etc. Se trata de interpretar la realidad desde el punto de vista de la fe.

ACTUAR: Se refiere a la ejecución de la elección. Ello requiere una verdadera conversión, es decir una opción personal y comunitaria de entender la propia vida como una “pro-existencia”, es decir una vida que se ofrece desde el compromiso para volver hacia la realidad observada, analizada para poder transformarla y acercarla más cada día a un orden social más justo.



Desarrollo de tema 2: “Para elegir bien” (gráfico)

    • Analizamos el diagrama que nos lleva a descubrir pistas para llegar hacia una realización personal.



Desarrollo de tema 3: “Hacia un proyecto de Persona y de sociedad”

  • Nos planteamos:

  1. ¿Cómo vemos nuestra la realidad social, política, económica como jóvenes?

  2. ¿Qué me gustaría aportar a esta sociedad?

  3. ¿Qué me pide el mundo, mi comunidad jujeña en particular? ¿Cuál es el clamor que siento llega a mis oídos?

  4. ¿Qué puedo aportar? ¿Cuáles son mis dones y talentos? ¿Cuáles son mis limitaciones?



Actividad: Organización de grupos de trabajo:

Cada comisión deberá trabajar la metodología ver – juzgar – actuar

Plenario y conclusión.



MAYO - JUNIO: “VER”

  • Los alumnos, agrupados en comisiones de trabajo realizarán un primer contacto con instituciones intermedias de su interés que desarrollen su actividad en nuestro medio.

  • Deberán seleccionar un ámbito o sector social: Educación. Salud. Vivienda. El Trabajo. Niños. Jóvenes. Ancianos. Discapacitados...

  • Luego del primer contacto deberán presentar un informe escrito y socializar la experiencia.

  • Puesta en común: afiche. video. Panel de fotos...

  • Cuestionamiento: ¿Qué significó para nosotros este acercamiento? ¿Nos interpela?





JULIO - AGOSTO: “JUZGAR”

  • Entrevistas individuales.

  • Cuestionamiento: ¿Cuáles creemos son las causas de esta situación?

  • Nos preparamos para “actuar en las causas”. No cambiamos el mundo con simples actos de beneficencia, sino desde un compromiso vital. (tiempo, habilidades, capacidades, iniciativa, etc.)





SEPTIEMBRE: “ACTUAR”

Organización de las comisiones de trabajo:

  1. Comisión de Voluntariado a otra provincia.

    1. Sub-Comisión de Recursos Humanos

    2. Sub-Comisión de Recursos Materiales



  1. Comisión de experiencia de voluntariado en la provincia.

    1. Sub-Comisión de Recursos Humanos

    2. Sub-Comisión de Recursos Materiales



OCTUBRE:

Salida hacia las instituciones y trabajo de voluntariado



Trabajo por Comisiones:

Actividad 1: Experiencia de voluntariado Local.

  • La actividad estará coordinada por los profesores tutores junto a los alumnos que optaron por realizar esta experiencia.

  • Institución: según la decisión del curso.

  • Responsables: todo el curso.

  • Fecha: Primeras semanas de octubre

  • Horario: a convenir con la institución beneficiada.





Actividad 2: Experiencia de voluntariado en otra provincia.

La actividad estará coordinada por los profesores tutores junto a otros docentes interesados en ayudar y los alumnos que optaron por realizar esta experiencia.

Responsables: todo el curso.

Fecha (tentativa a confirmar): segunda quincena de octubre.



NOVIEMBRE: Evaluación del proyecto.

  • Por trimestres y etapas del proyecto (metodología del VER, JUZGAR Y ACTUAR)

  • Jornada de trabajo con los jóvenes voluntarios, a fin de recoger sus inquietudes, motivaciones, frustraciones, etc., surgidas de la experiencia de voluntariado.

  • Reunión de padres: Preparada, coordinada y efectuada por los mismos alumnos voluntarios con el objeto hacer la devolución a sus padres, mostrándoles un audiovisual con la experiencia realizada y compartiendo con ellos la experiencia vivida. Es también el espacio apropiado para escuchar las opiniones de los padres sobre lo sucedido “en” sus hijos.

  • Reunión institucional para socialización de la experiencia del voluntariado.



RECURSOS HUMANOS:

Responsables del proyecto: Profesores tutores de segundo de polimodal

  • Prof. Humberto Torres

  • Prof. Jimena Castro

  • Prof. Ana Maria Molouni

  • Prof. Valeria Arambarri



Docentes coordinadores de grupos. Docentes de diferentes áreas; dos o tres por grupo. (Nombres a definir)

Coordinador General:

  • Lic. Jeannette Silva Rosales.

 

RECURSOS FINANCIEROS:

    • Los gastos son totalmente “autofinanciados” por los alumnos que realizaran la experiencia.



CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES



MARZO - ABRIL:

  1. Desarrollo de temas:

  • la metodología de trabajo: Ver. Juzgar. Actuar.”

  • Hacia un proyecto de Persona y de sociedad”

Nos planteamos:

  1. ¿Cómo vemos nuestra realidad social, política y económica como jóvenes?

  2. ¿Qué me gustaría aportar a esta sociedad?

  3. ¿Qué me pide el mundo y mi comunidad jujeña en particular? ¿Cuál es el clamor que siento llega a mis oídos?

  4. ¿Qué puedo aportar? ¿Cuáles son mis dones y talentos? ¿Cuáles son mis limitaciones?

Analizamos el diagrama que nos lleva a descubrir pistas para llegar hacia una realización personal.



2- Formación: “Fortalezas del Voluntariado”

Lectura y análisis del marco teórico del voluntariado.



MAYO:

Consigna: VER

  1. Compartir experiencias de “tipos” de Voluntariado: Está pensada la visita del P. Juan Domingo Griffone, responsable del grupo de voluntarios que trabaja en zonas rurales.

  2. Compartir experiencias del Voluntariado realizado en Oberá, Provincia de Misiones: “Aldeas Infantiles S.O.S.” Se proyecta un video de la experiencia realizada en el año 2004, acompañado del relato a cargo de alumnos egresados.

  3. Exposición de Panel de fotos sobre las experiencias de voluntariado locales realizados por alumnos del colegio años anteriores: Comedor los Doce Apóstoles, Manos Abiertas, Hogar escuela, etc.

La realización de estas actividades permitirán al alumno pasar a la siguiente etapa: Juzgar.



JUNIO / JULIO

Consigna: “JUZGAR”

Nos preparamos para “actuar en las causas”. No cambiamos el mundo con simples actos de beneficencia, sino desde un compromiso vital. (Tiempo, habilidades, capacidades, iniciativa, etc.)

Los grupos buscarán tomar contacto con alguna institución no gubernamental del medio local con el objeto de recabar información acerca del funcionamiento de la misma, su organización y necesidades.

Los grupos deberán recurrir a distintas instancias, métodos y recopilación de información (entrevistas, filmaciones, panel de fotos, etc.) los cuales serán socializados en plenario.

Finalmente el curso selecciona una de las instituciones para llevar a cabo la fase final del proyecto: “Actuar”.



AGOSTO / SEPTIEMBRE:

Organización por comisiones

Recaudación de fondos para la autofinanciación de la experiencia.



OCTUBRE:

Realización de la experiencia de voluntariado.

  • Viaje a la provincia seleccionada

  • Trabajo voluntario propiamente tal.

 

NOVIEMBRE:

 

Evaluación de la experiencia de los alumnos y elaboración conjunta de conclusiones a fin de sistematizar lo “vivido” y proyectar inquietudes, logros y dificultades tanto personales como institucionales aparecidas a partir de la experiencia.

Contención a los alumnos que a raíz de la experiencia hayan quedado sensibilizados.

Reunión de padres.



 

AUTOFINANCIACION

Actividades organizadas por los voluntarios del 2° polimodal con el fin de recaudar fondos



FUNDAMENTACIÓN:

La riqueza del voluntariado no reside tan sólo en la profunda sensibilidad humana que interpela y mueve a responder positivamente frente a las distintas necesidades humanas y ecológicas, sino sobre todo en despertar y fomentar la clara conciencia de que el individualismo ha de ser la primer barrera a enfrentar (¡nadie se salva solo! ¡Nos salvamos en comunidad!) y que para ello reconoce que sólo la sociedad cooperativa, convivencial y participativa es la clave de la transformación. El voluntario sueña, cree y desea en comunidad y por ello une sus ideales a los de los demás, los sueños propios son los sueños de la sociedad que forma.

La fuerza voluntaria está siempre atenta a procesos de los cambios en el ámbito social. De allí la necesidad de innovación de cada una de las estrategias que se proponen como vía de acción. Su organización no es por ello inmóvil, sino permanentemente innovadora y creativa. Es por ello mismo que la creatividad en la búsqueda de respuestas constituye una de las principales fortalezas. Esto implica necesariamente que cada voluntario es siempre una piedra angular. No puede entenderse en esta organización siempre móvil que sólo algunos tienen capacidad creativa e innovadora y otros no. De allí que todos forman parte del sueño común y de las acciones, asumiendo responsabilidades distintas, pero todas fundamentales.

Esta realidad en la organización del voluntariado levanta la siguiente columna fundamental: La necesidad de organización.

La organización es una ascesis a la que deben someterse los voluntarios porque donde hay caos y anarquía hay debilidad y donde hay organización hay fortaleza (Mons. Angellelli decía: “La organización es la fuerza de los pobres y débiles”).

Esto requiere que la experiencia de voluntariado sea también una ejercitación a la organización, en la que cada uno asume y cumple el rol que le corresponde edificando así el sueño compartido.

Las organizaciones, que tienen un propósito, son fuertes en la medida en que son componentes para alcanzar sus objetivos; de ahí que la cultura de la organización obligue al voluntariado a incorporar la formación continua y la evaluación de sus actividades.”. La organización es una habilidad y por tanto, ejercitable y formable. Se ejercita desde la igualdad y desde la sociedad.

Desde estos presupuestos básicos, surge la necesidad del auto-financiamiento de aquellos hombres y mujeres que se sienten interpelados y que reconocen que para responder hay que ser creativos, protagonistas y generosos.

Los alumnos del segundo año del polimodal se insertan en este ejercicio de organización y construcción. Los ideales de una sociedad más justa y equitativa por ellos manifestada en nada quedaría si es que no les apoyamos a que puedan dar el siguiente paso: la respuesta efectiva, el compromiso aquí y ahora.

Por ello ofrecer a los alumnos la oportunidad de que puedan aportar su tiempo, capacidades y talentos en la búsqueda de un “sueño común” es dar un paso fundamental hacia el ideal de hombre que pretendemos.

No queremos jóvenes que a costa de otros (sus padres o tutores) tranquilicen su propia conciencia (“hice algo por los pobres”). Queremos jóvenes con capacidad creativa y eficacia en la organización, para que desde los talentos propios y responsabilidades propias y colectivas digan “hagamos”. Por ello es que el Proyecto del Voluntariado debe necesariamente ser autofinanciado, no por la institución, no por los padres, sino por cada uno de los voluntarios. El ahorro es señal de sensibilidad porque es destinar mis propios recursos al otro; el trabajo compartido en actividades destinadas a recaudar fondos es señal de adhesión personal al “sueño común”.



OBJETIVOS:

  1. Lograr el autofinanciamiento del Proyecto de Voluntariado.

  2. Lograr en los voluntarios el espíritu de colaboración, compromiso y cooperación.

  3. Crear la conciencia en los voluntarios de la necesidad de “trabajo en equipo” organizado y planificado, con la participación de todos.

  4. Lograr en los voluntarios la capacidad de “entrega” de los propios dones, capacidades y talentos (de dirigencia, artísticas, físicas, etc.)

  5. Reforzar en el joven el valor de la responsabilidad individual en un compromiso colectivo.

  6. Lograr en el joven una actitud de compromiso con su proyecto y creatividad en pro de su financiación.



1 Cf. TAPIA, María Nieves. La solidaridad como pedagogía. Buenos Aires: Ciudad Nueva, 2000

Visto 855 veces Modificado por última vez en Domingo, 16 Junio 2013 23:48

Artículos relacionados (por etiqueta)

Buscar

Usuarios conectados

Tenemos 59 invitados conectado(s)

Archivos

Elearning Colegio